CÓMO APROVECHAR LOS SUBPRODUCTOS DE LA INDUSTRIA PARA CONSEGUIR COSMÉTICOS MÁS SOSTENIBLES

Probablemente todos habremos visto en nuestros cosméticos ingredientes como la lanolina, cera de abeja o incluso colágeno, que sabemos son de origen animal pero ¿sabemos en realidad si se obtienen a propósito o constituyen subproductos de animales? Este es precisamente el tema que se trató en el curso “Cómo aprovechar los subproductos de la industria para conseguir cosméticos más sostenibles. Aspecto a tener en cuenta y legislación aplicable”´, el curso fue organizado por la vocalía de cosmética y alimentación de la Sección centro de AEFI e impartido el día 9 de mayo.

El curso contó con la participación tanto de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, mediante la ponente Cristina Arizmendi, del departamento de productos sanitarios y cosméticos, como de la industria por parte de la ponente Almudena Rodríguez, Project Manager en desarrollo de producto de la compañía Histocell.

El programa se desarrolló en dos bloques, el primero de ellos fue impartido por Cristina Arizmendi. En su presentación habló de 5 puntos fundamentales para conocer el tema: definición e historia de los subproductos animales, reglamentación que aplica a este tipo de productos (Reglamento sobre Sandach y regulación española Real Decreto 1528/2012), utilización y aprovechamiento de estos productos para la fabricación de cosméticos, evaluación de seguridad de los cosméticos con estos productos y finalmente abordó el tema de las obligaciones de los fabricantes de subproductos.

El segundo bloque fue impartido por Almudena Rodríguez, quien ofreció una visión más práctica del tema, exponiendo un caso práctico de desarrollo de un ingrediente cosmético (Wharton gel complex) a partir de un subproducto animal y su empleo posterior en la fabricación de cosméticos.

En general, el curso satisfizo la consecución de objetivos a pesar de tratarse de un tema bastante específico. En resumen, el curso es altamente recomendable como curso de introducción al tema para las personas que trabajan en el sector de materias primas para cosméticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *